Manguito Rotador (Lesión del supraespinoso)

Dentro del manguito rotador del hombro, la lesión del supraespinoso es de las más habituales. Por la localización de este tendón debajo de una bóveda de hueso, tiene predisposición a sufrir fricción y compresión, provocando su inflamación y deterioro.

La mecánica del hombro es compleja y normalmente se encuentran otros músculos con exceso de tensión en este cuadro doloroso que serán importantes a la hora de conseguir resultados en la recuperación. Es muy típico en deportistas que utilizan el brazo como jugadores de balonmano, voleibol, baloncesto, tenis pero también en trabajadores que hacen movimientos repetitivos con esta extremidad como personal de limpieza, carniceros, peluqueros o cocineros.

En ocasiones, debido a los microtraumatismos repetidos del hombro puede aparecer una calcificación en el tendón que producirá limitación del movimiento y dolor importante.

Cuando se encuentra el supraespinoso inflamado los movimientos más dolorosos y limitados suelen ser llevar la mano a la espalda, como para abrocharse el sujetador, y levantar el brazo por encima de la cabeza y también es típico el dolor en la cama.

El número de sesiones en esta lesión suele rondar las 10-15, en función del estado del tendón y la actividad física que hace el paciente.